REALIDAD O FICCIÓN, SEGUIMOS CON LA SENSIBILIDAD EXTREMA

Me encanta leer, me parece una actividad que te abre la mente, te ayuda con el vocabulario y la expresión, y despierta la imaginación. Además me gustan los libros físicos, nada de eBook, quiero sentir las páginas, el olor del libro nuevo recién comprado, eso no lo da la tecnología. Soy antigua.

Pero hay que tener presente que estamos leyendo (en caso de novelas, cuentos..) historias inventadas que en ningún momento te incitan a hacer lo que dicen porque es FICCIÓN. Estos días hubo una gran polémica en redes sociales como siempre, por un libro infantil de María Frisa, escrito desde el punto de vista de una niña-adolescente, la protagonista, personaje inventado por la autora, no la autora misma, y por tanto FICCIÓN. Las redes como siempre juez y verdugo pidieron su retirada por incitar al bullying, sacando maliciosamente párrafos fuera de contexto.

Un poco de sentido común.No quiere decir que la autora piense así ni que haya que hacer lo que dice el libro. Por esa regla de tres, cuando veamos Superman hay que tirarse por la ventana a ver si volamos, cualquiera que lea "American Psycho" debería convertirse en asesino en serie, etc. Pero para eso está el raciocinio, para distinguir lo que es real y lo que no.



Si repasamos y analizamos con este punto de vista, algunos cuentos clásicos también podrían ser políticamente incorrectos. Caperucita va de una menor que se mete sola en un bosque inhóspito, se encuentra a un lobo (el delincuente chungo) que mata a su abuela y después quiere asesinarla a ella; en Hansel y Grettel dos menores abandonados por sus padres a su suerte se van con una extraña, que los engatusa con un cebo hasta su casa...y podría seguir con muchos más ejemplos.
Todos leímos estos cuentos de pequeños y no nos dio por hacer lo que decían, ni cargarnos al yayo, no? Con una buena educación desde pequeños podemos criarnos discerniendo de lo que es real y correcto de lo que no, lo que es FICCIÓN o no (y si no lo haces igual subyace un problema mayor) y tener una opinión propia, sin que tenga que acudir la policía moral de Twitter a decirnos lo que es correcto o no. Crecí viendo "La bola de cristal", un programa que hoy se consideraría políticamente incorrecto pero que a mi parecer estimulaba la inteligencia y la imaginación de manera genial, y no crecí mal.. creo ;-)
En la diversidad está el avance, pensar diferente nos hace crecer, siempre desde el respeto por supuesto. A veces pienso que vamos para atrás en lugar de evolucionar, cuanta más información y canales de transmisión disponemos más extremos nos volvemos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ

EL TRIPLE FILTRO DE SÓCRATES