LA IMAGEN DEL RECLUTADOR

Como comenté en otro post, estoy colaborando con colectivos en riesgo de exclusión y dificultades para buscar trabajo, en temas de orientación laboral, y en una formación al presentarme mis compañeros e indicarles que hacía procesos de selección me miraron como si se les apareciera la santa compaña o fuese un alíen y quedaron callados. Me llamó mucho la atención el "respeto"(por no decir temor) que le tiene aún mucha gente a la figura del entrevistador, como una persona que disfruta haciendo sufrir con preguntas incómodas. Todavía  se ve como alguien en situación de superioridad con respecto a los candidatos, cuando simplemente es una persona con una necesidad a cubrir (un puesto de trabajo con el perfil adecuado) al igual que el candidato tiene necesidad de trabajar. La dependencia es mutua, claro que por desgracia hoy en día el entrevistador tiene más donde elegir, pero eso no tiene que ponerlo en posición de superioridad ante nadie, y quién lo haga, se equivoca.
Al rato de estar hablando con ellos ya notaron que era una persona normal y corriente con la que se podía comentar cualquier cosa y empezaron ya a ir al grano y preguntar sobre qué decir en situaciones comprometidas, como vestir, el lenguaje no verbal (con sentarse, gestos al responder, como saludar...) lo que todo el mundo quiere saber. También me contaron anécdotas de entrevistas que tuvieron y trabajos a los que fueron, y como en botica, hay de todo (intrusismo, abusos de poder..).Una pena, y con la precariedad laboral aún  peor.
Img.Forges. a pesar de todo, no hay que perder el humor :-D

Aunque ha cambiado y está haciéndolo, la imagen que se tiene del seleccionador (sobre todo en perfiles más  altos sobre los que se orientan más los tips o consejos),todavía hay un grupo importante de personas que no lo ven como alguien que intenta hacer un trabajo de cubrir  cuanto antes y con el mejor candidato posible un puesto concreto, y es necesario ir derribando estos mitos (como el del jefe autoritario o tirano)  y hacer ver que es alguien que intenta hacer su función y no tiene intención de infundir miedo a nadie, y esto es labor de los profesionales de rrhh.Por supuesto, la educación y el respeto a la perdona que te entrevista (y al entrevistado) no se deben perder.Otra cosa es que vayas nervioso a la entrevista, pero eso ya es otro post ;-)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡APROVECHA BEBEE PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO!

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ