OUTSOURCING,¿SI O NO?

Una de las soluciones de recursos humanos de que disponen las empresas hoy en día  es el Outsourcing o externalización. Este "palabro" (al que dediqué  gran parte de mi vida laboral) consiste en subcontratar a una empresa de servicios, o especializada en un sector concreto, una actividad accesoria o secundaria respecto a la actividad principal que no aporta valor añadido alguno a los resultados o ventas, por ejemplo, gestión de almacén, reparto, soporte informático, recepción,etc..

A grosso modo, implica entre otras cosas:
  • Entre la empresa que externaliza y la que presta el servicio se establece un contrato mercantil para la prestación de dicho servicio y la tarifa a aplicar, que puede ser fijo mensual, por horas trabajadas,etc
  • Los trabajadores adscritos a esa actividad los contrata la empresa de servicios directamente con un contrato de obra, responsabilizándose de los aspectos laborales (contratos, nóminas,despidos, its,vacaciones), de prl y vigilancia de la salud, medios materiales necesarios, etc.
  • La empresa que subcontrata deja de tener el control directo de este equipo de trabajo, pasando a la empresa de servicios, que informará al cliente del desarrollo de la actividad.


Entre las ventajas (sintetizando), la empresa usuaria ve reducidos sus costes fijos y de estructura, al variabilizarlos así. Se despreocupa de una actividad menos relevante para centrarse en su función principal.Vuelve a la empresa cliente más flexible para adaptarse a los cambios del entorno.La empresa de outsourcing es especialista por lo que puede introducir mejoras en el desempeño de esa actividad, se convierte en un partner en el que todos ganan.

En cuanto a los "peros", el principal es el miedo del empresario a perder el control de una parte de su empresa (y que los trabajadores no estén tan implicados en la cultura empresarial), algo muy común todavía en España,respecto a otros países más acostumbrados. Pero esto se puede paliar si la empresa de servicios es profesional, se establecen claramente  las pautas a seguir y se llevan a cabo reuniones de seguimiento para ver el desarrollo del servicios y si se cumplen los kpi's marcados.
Otra connotación negativa es que se cree que los trabajadores externalizados tienen peores condiciones que si trabajasen directamente con la empresa.Pero en mi opinión la responsabilidad es tanto de la empresa de Outsourcing como del cliente. El precio se pacta de común acuerdo, y si se tiende a la baja, es inevitable acabar "tocando"  las condiciones del trabajador, ya que hay costes inevitables (seguridad social, gastos financieros -la empresa de servicios paga la nómina antes de cobrar el servicio).

En cuanto a la pregunta del título, diré cómo gallega, que depende. Habrá que estudiar la situación y tamaño de la empresa, la política de expansión que quiera aplicar (es una buena solución para empresas más limitadas en recursos) y poner en una balanza los "pros y contras" del Outsourcing , para decirdir si llevarlo a cabo o no.

Enlaces de interés:

Artículo Expansión: El 'outsourcing', la especialización cada vez más integrada en la empresa

Qué se debe tener en cuenta a la hora de externalizar procesos de negocio

The Foolproof Outsourcing Guide for Entrepreneurs

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ

EL TRIPLE FILTRO DE SÓCRATES