VENDE SI, PERO CON SENTIDIÑO


Foto: Pixabay


Hace tiempo que tengo una tarjeta de crédito, llamémosla  "WZK", cuya antecesora ya tenía pero con el cambio de denominación me enviaron la nueva "WZK", no se si muchos la tenéis. Si es así habréis sufrido la "insistencia" de sus equipos comerciales. A mi cada X semanas, y X en semanas es menor a 5, me llaman cansinamente, siempre una persona diferente, para ofrecerme algún servicio de su empresa vinculado a la tarjeta.

Información que también me llega por email, y por los antiguos sms. De hecho, los sms que me llegan son en su mayoría publicitarios o de operaciones con entidades públicas. Por lo que, señores de WZK, estoy totalmente enterada de sus ofertas (y si no, consulto su web), y no quiero un traspaso de cash a mi cuenta para darme un capricho, ni un préstamo de 12.000 euros...Es más, lo que me está provocando es el efecto inverso: la idea cancelar la tarjeta más que de otra cosa, si eso suponía la paz telefónica. Dije lo más educadamente posible, a cada persona que me llamó, que por favor espaciasen más las llamadas, pero ha sido en vano. 

He puesto el ejemplo de esta tarjeta porque es el que más me toca últimamente, pero puede aplicarse a otras tarjetas y bancos, operadoras de telefonía, etc.
Llevo casi toda mi vida laboral haciendo, entre mis funciones, labores comerciales, y se lo mal que sienta recibir una mala contestación, que te cierren la puerta en las narices o que te cuelguen. Y no me gusta ser desagradable con los vendedores que llaman, porque se lo duro que es, y la presión que tienen encima por cerrar contratos. Pero también creo que hay que saber cuando dejar de insistir, porque a la larga es contraproducente, porque empiezas a molestar a la persona a la que intentas vender. No todo vale. 

El proceso de venta implica una actividad constante, sin prisa pero sin pausa, ganándose poco a poco la confianza del consumidor. Hablo de ventas en las que nos interesa establecer relaciones estables con nuestros clientes. Y saber vender es todo un arte. Pero los tiempos cambian y las nuevas tecnologías transforman nuestro día a día, con lo que disponemos de información a golpe de click. Por lo que habría que darle una vuelta a los métodos de venta, quizás las puertas frías y los acosos y derribos para ciertos sectores y targets no vale ya. No, si acabas repeliendo a tu público objetivo. Hay una fina linea entre perseverancia y "porfavordejameenpaz", que si se traspasa puedes perder a un cliente para siempre.

Y siguen llamando.....😑

Comentarios

  1. Sentidiño pero para todo, Marta ;-)
    Cualquier comercial debería tener como primer mandamiento que si molesta al comprador está arruinando esa venta y las posteriores que pudieran surgir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentidiño siempre...y el boca a boca negativo puede ser muy perjudicial para una marca...
      Gracias por comentar compañera Vega Gómez :-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

USAR Y TIRAR

TIPS Y WEBS PARA HACER EL CV MÁS ATRACTIVO

LECCIONES DE LIDERAZGO