INDIGESTIÓN INFORMATIVA

Cuanta más información tenemos, más desinformados estamos y más metemos la pata. Hay “sobredosis” de datos y noticias, entre tv, twitter, y demás redes, pero la mayoría con algún tipo de sesgo o influencia u opinión personal, y es complicado encontrar un medio o persona que dé la información tal cual es, datos, ….las interpretaciones y conclusiones son cosa nuestra, no es necesario que también nos la den. La famosa “infoxicación” o "infoobesidad".

A falta de información de la realidad exacta, nuestro cerebro extrapola los acontecimientos que conoce y hace su propia reinterpretación y reconstrucción de lo que ha ocurrido, y muchas veces en base a eso, tomamos decisiones u opiniones que en muchos casos son erróneas o se basan en planteamientos incompletos. Y además nos estresa, disponer de tanta información con un click, puede causarnos ansiedad, hasta ser considerada enfermedad.


Foto: Pexels

Lo podemos ver en las RRSS con cualquier noticia. Hay circunstancias y ocasiones en los que tenemos la oportunidad de conocer lo que ha pasado de verdad o las circunstancias que llevaron a actuar así, pero la mayoría no (y probablemente nunca lo averiguaremos), y nos quedamos con nuestra versión de andar por casa o con la primera opinión o dato que tenemos, sin esperar a que se desarrollen los acontecimientos o simplemente saber más.¿Cuántas veces habremos dejado amistades o relaciones interesantes por esto? ¿Cuántas oportunidades habremos desperdiciado por esta adaptación de la realidad que hace nuestra mente? ....o negocios, o cualquier otra situación.

Con la mitad de la información (y a veces ni eso) ya juzgamos y condenamos, o tomamos decisiones. Sólo hay que echar un vistazo a cualquier noticia digital al azar o a twitter mismo, y leer los comentarios de la gente, que con sólo cuatro líneas de noticia ya saca sus propias conclusiones, condena y sentencia, sin plantearse siquiera que pueda ser la información correcta o sin ni siquiera leer la noticia completa. Y siempre habrá alguien que opine lo contrario o ponga mil pegas, sea la noticia que sea. La crispación en ocasiones es alucinante.

¿Soluciones? La curación de contenidos, seguir el triple filtro de Sócrates, contar hasta diez antes de pensar o escribir, o simplemente desconectar de las redes sociales.

Links de interés:

Comentarios

Entradas populares de este blog

USAR Y TIRAR

LECCIONES DE LIDERAZGO

TIPS Y WEBS PARA HACER EL CV MÁS ATRACTIVO