REFLEXIONES SOBRE EMOCIONES Y CONFLICTOS

Hace tiempo leí una frase de Eleanor Roosevelt, que me llamó la atención y decía:"Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento".
No se si esta mujer dijo tantas frases como le atribuyen, pero en este caso me gusta el "conceto" como diría Manquiñas. Va muy ligada al famoso refrán: "No ofende quien quiere sino quien puede", están en la misma linea de razonamiento. Al final todas las emociones y sentimientos dependen de nosotros, y no de lo que dicen o hacen los demás, por mucho que nos empeñemos en echar balones fuera.

Los demás realizan actos y dicen palabras determinadas, pero nosotros somos los que en el fondo los interpretamos y decidimos si nos importa un comino o nos causa un trauma tremendo. Incluso en distintos momentos de la vida un hecho que antes nos parecía un agravio, en otro momento ni lo tenemos en consideración.
Todo es relativo según lo que decidamos. El conflicto interior del que tanto se habla en los cursos de resolución de conflictos. La mayoría de los conflictos que se provocan los generamos nosotros mismos por malas interpretaciones.

Foto: Pixabay

En el fondo, somos nosotros mismos los que decidimos cómo nos sentimos ante los hechos que nos suceden. Por ahí tiran muchas terapias de coaching y psicológicas actuales,libros de autoayuda, gurús varios,...para poder contrarrestar estos sentimientos que muchas veces pueden llevar a la depresión y frustración. Ser dueño de tus decisiones, incluso emocionales. Si decides que te sienta mal, ¿Por qué no decidir que no te importa? ¿Qué te impide hacerlo? ¿Inseguridad?, ¿Baja autoestima?

Al final, la gente que nos intenta hacer sentir inferiores suele tener más problemas que nosotros mismos y son más dignos de pena que de desprecio, y ni merece la pena gastar energía en ello. De esta manera, muchos conflictos laborales, e incluso personales, podrían minimizarse e incluso evitarse si analizásemos antes de estallar cómo nos hace sentir.

Los conflictos laborales no deben ser ignorados, sino resueltos y pueden verse como una oportunidad de cambio, una forma de encontrar nuevas ideas o formas de hacer las cosas dentro de la empresa, más que como un problema por resolver. Y buscar la ventaja que nos supondrá resolverlo, la ganancia para las partes. Generalmente si se produce un conflicto laboral es porque algo no se está haciendo del todo bien. Por eso es importante no ignorarlo, y solucionarlo cuanto antes.

¡Buena semana!




Comentarios

Entradas populares de este blog

USAR Y TIRAR

LECCIONES DE LIDERAZGO

TIPS Y WEBS PARA HACER EL CV MÁS ATRACTIVO