NAVAJA DE OCKHAM

O la hipótesis más simple es la más probable. Se utiliza mucho en ciencia o en investigaciones para simplificar las soluciones, incluso en economía, para estudiar el comportamiento del consumidor. Ante un determinado hecho en igualdad de condiciones, si hay más de una teoría, lo más probable es que la más sencilla sea la correcta. No siempre es al 100% correcto, y puede que sea la compleja, pero lo más lógico es que sea la más básica, o eso dicen.

(Foto: Pexels)
De esta manera, se simplifica mucho la búsqueda de soluciones ante problemas o circunstancias determinadas, si aplicamos este principio. Y se ahorran energías. Pero también se ignoran otros factores o datos importantes. Se le conoce también como Principio de Parsimonia.

Así por eso, la navaja de Ockham se cuestiona como método infalible para despejar incógnitas, por ser demasiado obvio, por no tener en cuenta todo lo que rodea y afecta a una decisión o consecuencia, por adaptarnos a la "comodidad" de elegir la opción más simple, y escapar de otras opciones más complicadas, porque en el fondo, no queremos complicarnos la vida.Y si con ésto podemos justificarlo, ¡bienvenido sea!

Qué fácil sería todo si nos rigiésemos por este principio.Y qué fácil si las respuestas efectivamente fueran las más sencillas.

Pero no somos simples, y tendemos a complicar las cosas, y a pensar de manera retorcida. Es tendencia natural, no acabamos de creernos que las cosas pasan por razones más sencillas de lo que parecen, y rebuscamos alternativas para convencernos de lo que no nos gusta o no entendemos. Y un malentendido lleva a otro.Y cuando queremos desenredarlo, la madeja se lió. La vida se complica, o la complicamos, nuestro entorno también es complejo y con miles de estímulos a nuestro alrededor que dificulta la toma de decisiones o conclusiones.

Buscando documentación para éste post, di con otro principio interesante, La Navaja de Hanlon:

“Nunca hay que atribuir a la malicia lo que pueda ser adecuadamente explicado por la estupidez”.

Ahí queda.😄

Enlaces de interés:

Psiqueviva: ¿En qué consiste el principio de la Navaja de Ockham?

Educadictos: La navaja de Ockham

Utiliza el principio de Hanlon para comunicarte mejor en redes sociales (interesante, trata de justificar agunlos comentarios inapropiados en RRSS, más por mala comunicación que por mala intención, un debate interesante)

Randstad: La navaja de Ockham en elmundo laboral (Y principio KISS:"Keep It Smile, Stupid")

Comentarios

  1. Muy buena reflexión, sin duda. Siempre le digo a mi alumnado en los supuestos prácticos y pruebas de evaluación que apliquen el principio de la navaja de Ockham aunque, desde luego, sin ser consciente de que lo hacía.
    Pero el de la navaja de Hanlon me ha encantado ;-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Vega! en principio puede ser válido en algunos casos, pero no siempre.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me ha gustado mucho la de Hanlon, la utilizaré sin duda.
    Hola Marta. Muy bueno tu análisis de este principio, el de Ockhan, que tanto hemos "sobado" para tantos argumentos. Totalmente deacuerdo con tu comentario. Y como apuntas, la utilidad de este principio es que para poder elegir la alternativa más "simple", es necesario tener encima de la mesa otras tantas para poder comparar.
    Gracias Marta, estamos en Red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Antonio! Me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

¡APROVECHA BEBEE PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO!

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ