ERRORES

En talleres de orientación laboral, cuando preparamos entrevistas, les digo que piensen en errores que hayan cometido en el pasado en el entorno laboral o personal, para que, si les preguntan, sepan llevar una historia preparada con su moraleja (el famoso storytelling).Y alguno se extraña, en plan "¿cómo voy a hablar de mis fallos? tenemos que parecer perfectos para que nos contraten" ...¿y por qué no?

El aprendizaje que extraes de un error es bestial, la mejor escuela que te puedes encontrar. Y saber salir adelante después de equivocarte también es un estímulo fuerte que debe ser aprovechado para otras situaciones. Por eso lo de recordar nuestros fallos, para no repetirlos o saber cómo no actuar en circunstancias similares.

El famoso error 404 (Foto:Pixabay)


A todos nos cuesta aceptar que nos equivocamos. Tal vez por las circunstancias que vivimos de pequeños y la educación que recibimos que censuraba la culpa y juzgaba duramente cualquier error que cometías: al culpable unos azotes, castigado contra la pared, la religión, que estaba más presente y también hacía mucho por el complejo de culpa...
Se tiende a evadir responsabilidades y cargarlas a los demás, quizás por miedo a las consecuencias que pueda acarrear, que siempre son los otros los malos, las circunstancias, que la luna pasaba por Júpiter, ¿por nuestra causa? nooo...bueno, eso si, si las consecuencias eran buenas, éramos los primeros en sacar pecho...
Igual que cuando montamos una empresa o emprendemos un negocio, el fracaso, en España, se "penaliza" socialmente de manera dura, no se ve como un intento más de triunfar.

El error no es algo tan grave, de todo se aprende en esta vida, de hecho se aprende mucho más de los errores que de los aciertos, que se olvidan más rápidamente.
El problema viene cuando no queremos verlo como una lección. Al principio cuesta asumirlo y superarlo (dependiendo también del tamaño del error, claro está, todo tiene sus tiempos y circunstancias), pero no deberíamos tener tanto miedo a reconocer que te has equivocado en algo..todo el mundo se equivoca, todo.
Y si las grandes mentes no hubieran cometido errores, no se habrían producido muchos de los grandes descubrimientos de la ciencia ¿no? ¿no lo decía Edison con su bombilla?

Hay un montón de frases célebres de próceres sobre los errores, pero me quedo con ésta del gran Groucho Marx:
"Me gustan mis errores, no quiero renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme"

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡APROVECHA BEBEE PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO!

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ