ENSEÑANZAS DEPORTIVAS

Estos días Anxo Pérez publicó un artículo sobre la desmotivación que supone tardar en conseguir un objetivo después de un gran esfuerzo, por lo que recomendaba fragmentar el objetivo principal en pequeños objetivos más asequibles.Como en el deporte,en las carreras, también recomiendan esto para evitar la frustración de no dar llegado ni dar más de si.

El deporte y el trabajo (y la vida en general están muy conectados) y se pueden sacar muchas enseñanzas para aplicar al día a día laboral. Yo era una descreída del deporte, quizás porque lo hacía sin ganas y de manera incorrecta, y reconozco que me aportó más de lo que pensaba, hasta meterlo en mi rutina diaria.

Cuando empecé a nadar me sentía muy insegura en el agua, y veía el objetivo de llegar a nadar medianamente bien como un imposible. Después de varios años nadando y corriendo (algo que también me costaba la vida) reconozco que he mejorado en muchos aspectos, no sólo deportivos. La autoestima y seguridad en si mismo aumenta también en gran medida, te vez capaz de hacer cosas, de tener el control. Y sentirse más fuerte físicamente ayuda mucho.
El hecho de lograr algo que se te hace muy cuesta arriba, con constancia y esfuerzo, proporciona una gran satisfacción, un subidón total para que lo vamos a negar. No soy la mejor ni corriendo ni nadando y me da igual, para mi fue un triunfo conseguirlo. Por eso las metas deben ser realistas, y adaptadas a las capacidades de cada uno. Y mentalizarse que los resultados no salen de un día para otro, hay que ponerse plazos también, sin obsesionarse.

Imagen: Pixabay


Cuando quieres algo y te esfuerzas en conseguirlo los resultados a la larga acaban viniendo de una forma u otra. No puedes rendirte a la primera dificultad (se que es fácil decirlo, pero hay que hacer el esfuerzo), si me hubiera echado atrás cada vez que me tragaba media piscina, no hubiera conseguido nada. Esta claro que hay días en que se pasa mal y tienes ganas de mandarlo todo al garete, por no decir otra cosa, pero la satisfacción que te da el conseguir algo que te ha costado tanto esfuerzo no tiene precio, y es más, te anima a embarcarte en otros proyectos, ya que si puedo conseguir "esto", ¿por qué no esto "otro"? si esta gente puede, yo también.

Es importante también destacar el trabajo en equipo. Si estas dentro de un grupo motivador, que te apoya y une su esfuerzo al tuyo los resultados son más rápidos.Y esto también pasa en el día a día laboral. Con compañeros que reman en la misma dirección es más sencillo lograr los objetivos y superar las dificultades, ya que unos tiran de otros cuando hay algún día de bajón, y ¿por qué no? el "pique" sano también es constructivo. De ahí que sea tan importante el ambiente laboral para la consecución de objetivos, como haya elementos conflictivos o desmotivadores en el grupo, la consecución de metas será mucho más compleja, incluso imposible. El efecto que causan (y causamos en los demás) es brutal y puede desestabilizar un grupo en un plis.

Se que hoy en día, en la cultura del "quiero algo y lo quiero ya" esto suena marciano, pero quizás deberíamos replantearnos que tipo de educación e impresión transmitimos a los demás. Tampoco quiero captar a todo el mundo para que haga deporte, pero si a pensar cómo nos planteamos a veces las cosas. Partido a partido.


Enlaces:

Comentarios

  1. Es una gran satisfacción. Y el torrente de endorfinas en sangre, que nos pone en el firmamento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! También enseñanza constancia, paciencia ante la frustración y autodisciplina...muchas gracias por comentar Vega!

      Eliminar
  2. El deporte nos enseña muchísimos valores y nos descubre a nosotros mismos. Gracias por esta entrada Marta, me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Un post muy interesante. Cuando la actitud de querer aprender, mejorar, evolucionar está presente, podemos aprender prácticamente de cualquier ámbito de nuestra vida. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. ESTEFANIA ABELENDA8 de mayo de 2017, 21:40

    Fántastico!! totalmente de acuerdo y destaco : "Cuando quieres algo y te esfuerzas en conseguirlo los resultados a la larga acaban viniendo de una forma u otra"
    En la consecución de objetivos y metas tan importante es fijar unas pautas de actuación como perseverar en la realización de cada una de ellas, rodearnos de las personas que nos impulsan y animan. No será fácil ni un camino llano pero la superación de cada pequeña meta se convierte en un logro que revierte en nuestra autoestima y autoconfianza y como decía Jesse Jackson " Si mi mente puede concebirlo, y mi corazón puede creerlo, yo sé que puedo lograrlo".

    Gracias por compartir ! Muy inspirador !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, gracias por comentar Fanny! un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

¡APROVECHA BEBEE PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO!

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ