TIEMPO, GANAS, MOTIVACIÓN

Decía la cómica Ana Morgade en una entrevista, cuando le preguntaba cómo daba hecho todos los proyectos que tenía, que "El tiempo son las ganas". Si hay ganas, si hay motivación, no hay excusas que valgan y el tiempo se busca ¿o no?

La excusa es el camino fácil: "yo estoy peor" "tu no me entiendes porque no sabes no estás en mi lugar" "no puedo"...Y muchas más frases que decimos para no hacer las cosas, por miedo, desgana, porque creemos que no somos capaces incluso antes de intentarlo. O porque no nos apetece y no nos atrevemos a decirlo claro ya que está mal visto o no queremos ofender (¡ay esa asertividad!).



Evidentemente estos objetivos tienen que ser realistas según nuestras posibilidades, alcanzable, medibles a poder ser..y todas estas características que nos dicen los gurús del marketing y organización. Por muchas ganas que tenga, no puedo acabar una maratón mañana mismo, pero quizás en unos años si, si entreno y le pongo constancia...y ganas 😁

Todos podemos salir de situaciones indeseadas si nos lo proponemos, si damos con el "click" que nos movilice, que será distinto en cada persona. El caso es dar con él, con la razón o motivo esencial que nos haga cambiar una situación, porque todos tenemos herramientas internas para hacerlo. Otra cosa es encontrar ese "click" que estalla en nuestra cabeza. Unas veces lo encontramos nosotr@s mismos debido a experiencias y aprendizajes que vamos adquiriendo, y en otras ocasiones necesitas ayuda para encontrarlo, sean psicólogos, coaches, mentores, familia o amigos.
Lo puedes ver enseguida o tardar años en dar con él.Pero una vez localizado, el trabajo es nuestro, y sólo nuestro.

En circunstancias complicadas, el ingenio se agudiza, como dice la célebre frase, y salen a flote recursos con los que no contabas ni sabías que disponías, pero ahí estaban, dormiditos. En ocasiones la mente se nos nubla, nos obcecamos en hacer las cosas de la misma manera siempre, y entramos en un bucle sin fin.
En realidad, las cosas no son ni tan buenas ni tan malas como pensamos, sólo hay que buscar alternativas y seguir intentándolo, aprender a bailar bajo la lluvia.

Os recomiendo este post de Alberto Mera, en el que habla de todo esto, y da ejemplos de que cuando hay motivación se puede conseguir lo que te propongas.


Enlaces de interés: 


Comentarios

  1. Que gran post Marta. Sin duda el motor es la motivación. Y ese click al que te refieres el estímulo que pone en marcha el proceso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen. El click que tenemos que descubrir en los alumnos ;-)

      Eliminar
  2. Una reflexión necesaria, y verdades como puños :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no s si son como puños ;-) pero una reflexión sí que es. Un abrazo y gracias por comentar Vega!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ

EL TRIPLE FILTRO DE SÓCRATES