CUESTIÓN DE PERSPECTIVAS

Foto: Pixabay


En 2015 hice un curso de resolución de conflictos y me quedé con la parte de la dependencia emocional y el apego y posterior desapego para tratar de solucionar el conflicto que genera esta situación. En su día,hice un artículo en mi antiguo blog, así como intenso, llamado Apego hablando de ello, y de unas frases de Walter Riso que me llamaron también la atención.
Incluso recuerdo que alguna persona en LinkedIn se molestó por, según ella, meterme en terrenos que no eran los míos, de la psicología y demás, cuando no era en absoluto mi intención. Probablemente no era muy fan de Riso. O ella tenía un conflicto interior sin resolver 😉

Pero la perspectiva cambia, los años, las experiencias, nuevos conocimientos...hacen que te cambie el punto de vista. Y aunque el post no está mal, hoy probablemente no lo habría escrito así. O me hubiera fijado en otras cosas. Suele pasar mucho con los posts, los blogueros me entenderéis.

De hecho el mes pasado hice otro curso de resolución de conflictos, y me quedé más con la parte del conflicto interno. Con que muchas veces, sino la mayoría, los conflictos salen de nosotros mismos, y no de los demás, o de lo que esperamos que hagan los demás.

Como dice el refrán "No ofende quien quiere, sino quién puede", que probablemente tenga más razón de la que creemos, la mayor parte de los conflictos se generan porque nosotros mismos no aceptamos una realidad que está presente, y queremos cambiarla. Y si no podemos, nos frustramos y enfadamos con el mundo.

De este curso saqué en claro la importancia del autoconocimiento, como primer paso para resolver un conflicto. No puede ser que tengamos problemas con todo el mundo, cuando es factor común soy yo mismo, y quizás el problema lo tenga yo. También del autocontrol y la escucha activa. En muchas ocasiones, en el trabajo o en la vida, por no escuchar correctamente o no ver incluso el lenguaje corporal de la persona que nos habla, nos perdemos información e interpretamos erróneamente, lo que es origen claro de posible conflicto.
No juzgar, sino simplemente escuchar, ni hacer valoraciones o recomendaciones que no nos piden, puede ser la base para desatascar una situación encallada. Y eso lo tenemos que poner nosotros.

Y sino aplicar el Triple filtro de Sócrates de bondad, verdad y utilidad.
¡Buena semana!

Respecto a este tema, os incluyo un artículo de Mamen Delgado sobre los 4 puntos Toltecas para afrontar situaciones conflictivas, un pozo de sabiduría:
Comunicación efectiva: los 4 acuerdos toltecas

Post antiguo:  Apego

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Marta. Muchas veces tenemos conflictos con otras personas por algo que en realidad deberíamos resolver con nosotr@s mism@s.
    En realidad deberíamos aplicarnos eso de que las personas no nos hacen cosas, hacen cosas y nosotr@s decidimos como nos afectan.
    Muy buena reflexión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Cristina...por comentar y compartir el contenido...Un abrazo!

      Eliminar

  2. Nuestro Mayor Enemigo podemos ser Nosotros Mismos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Jorge Carballo, en muchas ocasiones así es..gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

USAR Y TIRAR

LECCIONES DE LIDERAZGO

TIPS Y WEBS PARA HACER EL CV MÁS ATRACTIVO